miércoles, 17 de enero de 2018

Volviendonos rurales

Parece que el tulipán y yo hemos empezado el año un tanto ruralizados. No sé si será porque yo he pasado de vivir en la ciudad a mudarme a un pueblín y eso ha resucitado mi parte rural (sip, confieso haber crecido en un barrio rural, pueblo para entendernos), el caso es que hemos metido las narices en asuntos que no son de gente de ciudad.

Empezamos por, ya en Octubre, enamorarnos de la barrica de vino que veis en la foto. La vimos tras una visita a la bodega en Cariñena en la que mi familia compra el vino desde hace aaaaaños. Como íbamos en avión, la reservamos para recogerla estas Navidades (ya que sabíamos que íbamos a ir en coche). Y ahí estaba nuestra barrica de 30 litros. Como no tenemos ni puñetera idea sobre el arte del vino de tonel, pregunté a la mujer de la bodega, a mi mejor amiga (su familia guarda vino en casa) y a mi tío, que lleva 15 años teniendo vino de barrica en casa. Tiene gracia, porque cuando preguntas a varias personas sobre el mismo tema, no se ponen de acuerdo. Hay gente que nos dijo que es dificil que no se te pique el vino, gente que dice que es fácil, gente que me dijo que seguro que el vino se me picaba porque Holanda está a distinta altitud que España, etc etc etc. Unos dicen que la barrica siempre tiene que estar llena del todo (por tanto solo puedes sacar al mismo tiempo que vas a meter vino), otros que simplemente me asegure de que no gastamos la mitad o más antes de rellenar........En lo único que todo el mundo estaba de acuerdo es en que llevaramos la barrica sin el vino a Holanda, con el vino en las garrafas, y que rellenasemos con luna menguante. Así de primeras lo de la luna me pareció una estupidez, pero si todo el mundo está de acuerdo en lo mismo, pensé, habrá que hacer caso. Así que hemos hecho caso. Así por lo pronto, los 35 litros de vino llegaron a Holanda sin picar, y el miércoles pasado procedimos a rellenar el tonel. Ahora tenemos que dejar el vino 2 meses sin tocar y después ya se puede probar. El plan es que lo vamos a dejar ahí hasta Abril, que viene mi hermano (creo) con más vino, y si este no se ha picado, en Julio traemos más existencias. Por ahora hemos colocado el vino en el trastero de las bicis, porque es la parte de la casa con temperatura más constante (no tenemos radiadores). Veremos a ver como nos sale el experimento (en el peor de los casos, tenemos 30 litros de vinagre casero de vino tinto)

La segunda locura es montar un pequeño invernadero casero en el jardín (con ayuda de mi hermano) en el que hemos plantado acelgas y borrajas, ambas, verduras típicas de mi tierra y que no sé venden fuera de España (ni siquiera sé si se venden en otras partes de España) En principio ambas son verduras muy resistentes al frío, así que en unas semanas espero que florezcan (si el temporal previsto para mañana no me vuela el macetero entero) y en unos meses están listos para comer.
Estámos tan satisfechos con el invento que nos planteamos montar otro cajón y plantar más cositas ricas. No sé qué cosas aún, pero fijo mi hermano me dá algunas ideas. Por cierto, que conste, esta no es la primera vez que juego a plantar cosas....desde pequeña y hasta hace sólo como unos 10 años, mi familia tenía una huerta, así que me pasé los fines de semana de mi infancia llendo a quitar malas hierbas, o recoger tomates/pimientos/judías etc . Sacar patatas era nuestra peor pesadilla. Eso sí, luego comer verdura de tu huerta es impagable.

Cual será nuestra próxima "aventura rural" ? Si por mí fuera, unas cuantas gallinas ponedoras de huevos :D

jueves, 11 de enero de 2018

Resumen de 2017

2017 ha sido un año de cambios. Un año que, por su trascendencia, va a ser difícil de olvidar. A nivel profesional, sin dar muchos detalles, en este año me ha quedado claro que es hora de dar un paso para adelante, de avanzar en mi vida profesional, de crecer. Renovarse o morir. Esperemos que 2018 traiga nuevos retos en ese sector.

A nivel personal, no me puedo quejar. El año comenzó con el tulipán apareciendo en mi vida para ponermela patas arriba. Tanto es así que en Diciembre dejé atrás mi independencia y mi querido Lombok y me mudé al pueblo para empezar una vida juntos. Hasta que no viváis juntos no sabréis si sois tan compatibles, me dijeron. Cuando empiezas a convivir con alguien, sobre todo si es la primera vez, es cuando saldrán los roces, me decían. Pues bien, la mudanza fue bien, ir de compras y elegir muebles no supuso nuestra primera crisis de pareja, y la convivencia va estupendamente, ni un solo roce. Ya me dirás en unos años, me dicen ahora.

A nivel vocacional, este año he aprendido mucho con Kiva (y todos sus problemas) Además, empecé un proyecto para juntar a dueños de perros que tienen problemas (los dueños o los perros) para integrarse en parques perrunos. En principio mi intención era juntar gente que se ha mudado al país y tiene problemas para comunicarse en holandés pero busca compañía para pasear a su mascota. Organizamos paseos en grupo para que los bichos socialicen y para que los dueños también socialicen. Pero una cosa es lo que tú planeas y otra cosa es lo que sale. Ahora mismo tenemos un grupo de monstruitos habituales cuyos dueños son unos extranjeros y otros tulipanes. Prácticamente todos los monstruitos tienen un problemilla u otro que hace que en los parques los gilipollas la gente los arrincone y acuse a los dueños de tener comeperros. Tenemos una Border Collie que tiene miedo a la gente y perros. El primer día paseó a una distancia que ella consideró prudente y poco a poco se atrevió a acercarse más. Un mestizo español de no se sabe bien que es, pero al que le encanta pirarse a cazar lo que pase cerca (o lejos) Un par de pastores alemanes jovencitos demasiado brutos como para ser aceptados por los gilipollas dueños de otros perros en parques, otra pastor alemán con problemas similares a Kiva, un caniche gigante acusado de ser un comeperros, etc etc etc. El primer día los dueños llegan casi temblando, pensando que sus perros la van a liar gorda y que les vamos a morder. Hasta el día de hoy, despues de un año, no hemos tenido ni un solo conflicto serio. De vez en cuando hay algún intercambio de opiniones entre dos perros, los humanos apagamos el fuego, y seguimos para adelante. Nadie juzga a nadie. Son perros, a veces se riñen, a veces son unos bestias, a veces juegan. Los humanos estamos para poner orden, y para ayudarnos los unos a los otros. Ni un sólo mal rollo entre humanos. A partir de esta experiencia, y tras comentarios de mucha gente, a veces me planteo el estudiar algo relacionado con el mundo canino (adiestramiento, curso de paseador, etc) o intentar algún voluntariado. No para dedicarme profesionalmente a ello, o al menos no totalmente, sino por indagar en algo que me gusta, y que se me da bien.

Vamos, que así en resumen, no me puedo quejar de 2017, pero como yo siempre quiero más, quiero que 2018 venga igual que 2017 o mejor.

viernes, 22 de diciembre de 2017

La felicidad...

...está en las pequeñas cosas. Y no es sólo una frase hecha. Ha llegado el invierno, el frío, los días largos y oscuros...y si uno no se esfuerza, es muy fácil el deprimirse o el hivernar.

También, el haberme mudado fuera de la ciudad no ayuda. Aunque tiene ventajas. Kiva está mucho más tranquila en el pueblo, y puedo llevarla suelta por la calle sin peligro para ella.

A lo que iba, las pequeñas cosas. La semana pasada, el jueves por la mañana, tenía que hacer cosas y me tomé el día libre en el trabajo. Un día libre no planeado con antelación es un montón de horas que puedes saborear. El caso es que despues de terminar los asuntos que tenía pendientes me fuí a almorzar con Vlinder, a quien últimamente no veo tanto. Simplemente el ver a una amiga que hace unos meses que no veo, y el disfrutar de un bocadillo de salmón, en un bar que me gusta, me hizo sentir bien. Luego fuimos al Instituto Cervantes a alcahuetear su nueva biblioteca, y de nuevo, el encontrarme de improvisto con dos conocidas más, charlar y comentar aventuras pasadas, me hizo sentir bien. Sonreir.

Después de el cotilleo, me fuí a hacer unas compras, cosillas que necesito para mi nueva casa. Y el pasear por las calles de Utrecht de nuevo me hizo sentir feliz. Es increible lo bonita que es esta ciudad. Obviamente, en un día con sol, todo el mundo es capaz de apreciar la belleza de Utrecht, pero en un día húmedo, con lluvia fina intermitente, también tiene su encanto. Te fijas en los detalles de los edificios, hasta en el empedrado de las calles, los cafés, las tiendas, las luces de navidad. Todas esas cosas que pueden pasar desapercibidas si te concentras en la nube negra que ronda tu cabeza.

Otros momentos de felicidad estas semanas han sido el simple hecho de coger el coche e ir a mi antigo barrio a hacer la compra. Visitar esas tiendas a las que solía ir varias veces por semana. Y tomarme un café en uno de los bares del barrio. El darme cuenta de que Lombok tampoco está tan lejos, y que cuando el tulipán dijo que "podemos seguir haciendo la compra aquí" lo decía de verdad, porque mi cara se ilumina cuando camino en mi antiguo barrio, y a él le gusta verme feliz.

Y a tí, qué te hace feliz?

martes, 12 de diciembre de 2017

Canguros perrunos

En los últimos meses, el tulipán y yo hemos hecho unas cuantas veces de canguros perrunos. lo que viene a ser tener al perro de alguien en casa por el fin de semana. En concreto, hemos cuidado de 3 perros distintos, de uno en uno claro, además de Kiva. Vamos, teniendo a Kiva + perro invitado. Y tengo que decir que eso de cuidar al perro de alguien te abre los ojos un montón.

Nos hemos dado cuenta de somos muy exigentes. Y creo que, como una amiga me dijo hace unos días, es culpa mía, el tulipán ha adoptado mi nivel de exigencia perruna y lo ha hecho suyo. Y de la misma manera que nosotros tenemos un nivel, el resto de dueños de perro tiene el suyo. Hay cosas que para nosotros son imprescindibles, y hemos educado a Kiva en esas cosas, pero para otros dueños, esas cosas imprescindibles para nosotros, pueden no serlo para ellos.

Por ejemplo, para mí es imprescindible que Kiva ande por la calle como una señorita. Eso de ver a perros arrastrando a sus dueños me saca de quicio. Entiendo que este tema en algunos perros es difícil (tengo un par de amigas trabajando duro para que su perro no estire y no hay manera), pero es que el 90% de perros que veo por la calle van paseando a sus dueños!! Y dudo mucho que todos ellos sean casos imposibles, más bien a los dueños no les molesta ir arrastras, o no le ponen remedio.

Otro ejemplo del que nos hemos dado cuenta este fin de semana, es del lujo que tenemos pudiendo llevar a Kiva suelta y saber que nada más la llamas, vuelve a tí, sin peros, sin esperas, sin excepciones. Este es un lujo que muy pocos dueños tienen, y que ha llevado mucho training.

En casa tenemos una serie de normas y rutinas que parece que a veces me olvido de que no vienen de fábrica, sino que son fruto del trabajo. Como puede ser que Kiva se sienta y espera pacientemente a que le de la orden de entrar o salir de casa, o cuando le pongo el plato de la comida (y se come todo sin rechistar), sabe que dentro de casa una se comporta como una perra educada, nada de robar cosas, saltar por encima del mueble o ponerse a correr. En casa una se está tranquilita o en la camita o en la jaula, para hacer el bruto está el jardín o la calle. Podemos irnos de casa, dejarla en su jaula, y no se la oye. Apenas ladra en casa durante el día, y por la noche ni se le pasa por la cabezota hacerlo.

Sí, llevo dos años quejándome de los ladridos de Kiva al cruzarnos con otros perros, y no siempre me doy cuenta de que tengo en casa una bendita. Tiene sus problemas, sí, pero es una perra excepcional (gracias a las horas invertidas, claro)

A cambio, otra gente tiene perros que pueden llevar sin problemas allá donde van. A bares, restaurantes, a casa de gente, a un picnic....yo aún no, esas cosas son demasiado para mi orejas, pero no por educación o porque no sea buena, sino porque se estresa mucho la pobre....y me estresa a mí, y ya tenemos el lío montado!

Toda esta experiencia cuidando perros nos ha servido no sólo para apreciar a Kiva, sino para juzgar correctamente a nuestro último invitado, del cual, hablaré en otro momento. Pero vaya, sin esa experiencia previa, no hubiesemos sido justos con él.

Pues eso, apreciemos lo que tenemos en vez de quejarnos de lo que no tenemos.

Y sí, si tu perro te arrastra por la calle, y no te conozco de nada, te voy a mirar mal.

viernes, 1 de diciembre de 2017

Seguros médicos y enfermedades crónicas

Ha llegado Diciembre, y es el mes en el que ya todas las pólizas de todos los seguros médicos están publicadas, y es la época en la que todos los tulipanes cogen lápiz y papel y se ponen a revisar todas las compañías a ver si cambiandosé pueden ahorrarse unos eurillos. Y no penséis que es fácil eso de comparar! Y si lo pensáis, leeros este post que publiqué hace dos años.

Cuando quieres cambiarte de seguro, tienes que saber que ningún seguro te puede denegar la cobertura básica por razones médicas o de cualquier tipo...pero sí pueden negarte pólizas con mayor cobertura. De echo, si te vas a hacer un seguro más completo, pueden pedirte un chequeo médico, y si no estás sanote, decirte que va a ser que no.

Y qué pasa con la gente que tiene alguna enfermedad crónica, aunque no sea grave? Pues que lo llevan clarinete. Imagina que tienes una enfermedad muscular y quieres hacerte un seguro más completo para tener acceso a más sesiones de fisioterapia. Pues te pueden decir qye no....

Cual es la razón detrás de esta injusticia? Según publicaba Metro esta semana, cuando te haces un seguro médico, te estás haciendo un seguro que cubra gastos médicos derivados de causas no previstas. En el caso de que, por ejemplo, tengas una enfermedad crónica, los gastos ya no son imprevistos, sino que son previstos...por tanto no te aseguran.

Otro ejemplo es el seguro médico durante el embarazo. Si te haces un seguro que cubra costes de embarazo y parto sin estar embarazada, sí te aseguran, pero si ya estás embarazada, pueden rechazarte.

Estos dos casos los comparan con un seguro de coche. Te aseguras por si tienes un accidente, pero no te vale para cubrir cosas que ya no funcionan o están rotas. La comparación, desde el punto de vista del consumidor, me parece una aberración, porque tan como dicen en el artículo, si tu coche es viejo te puedes comprar otro, pero cuerpos, hasta ahora (al menos en el mercado legal) no puedes comprar.

Ala, con dos cojones, aseguramos a los sanos (que nos pagan una pasta) y los que nos causan gastos mejor que se mueran. Supongo que al final, lo que pasa es que a partir de cierta edad o a partir de ciertos achaques, no compensa intentar cambiar de seguro si necesitas una póliza completa...porque puedes acabar con una póliza básica....

Feliz Fin de Semana!

miércoles, 22 de noviembre de 2017

Zwarte Pit, la polémica

Para todos los que habláis inglés, os dejo un video donde se explica el problema de Zwarte Pit. No voy a dar (por ahora) mi opinión personal, más que nada porque estoy hasta el pie de que, año tras año, de Agosto a Diciembre, no se hable de otra cosa.... Que lo disfrutéis!

martes, 21 de noviembre de 2017

Mudanza

Las mudanzas son un coñazo. El coñazo más grande del mundo mundial. Y yo llevo ya unas cuantas a mis espaldas. Así, en los últimos 10 años me he mudado:

- De Zaragoza al piso 1 de Glasgow
- Del piso 1 de Glasgow al piso 2
- Del piso 2 a Zaragoza
- De Zaragoza a Nieuwveen
- De Nieuwveen al piso 1 de Utrecht
- Del piso 1 de Utrecht al piso 2
- Del piso dos a "la casa en el pueblo"

Osea, 7 veces en 10 años. Las peores las dos últimas, porque aparte de trastos varios, también he mudado muebles. Y en particular, la última mudanza, porque no sólo ha sido mudar trastos y muebles, sino que hemos tenido que seleccionar qué cosas se tiraban, qué cosas se regalaban, qué cosas se vendían y qué cosas se mudaban.

Ah espera, que me olvido de comentarlo. Me he mudado con el tulipán a una casa en una urbanización a las afueras de un pueblo a las afueras de Utrecht. Una de esas zonas donde hay sólo casas y poco más. Por supuesto, supermercado. Pero olvidaté de eso de salir a tomar un café al bar de la esquina, porque no hay sitio. Si quieres un café, te lo tomas en casa. Y si te empeñas, coge la bici, recorre 10 minutos y ahí tienes UN sitio donde tomar café. Que quieres variedad? Pilla la bici y vete al pueblo, a 20 minutos. O cógete un tren o bus y vete a Utrecht. Sip, me está costando un poco aceptar esto de no salir a la puerta de casa y tener al menos 6 opciones a 5 minutos andando.

A lo que iba, que las mudanzas son un coñazo y por más que te organices, siempre pasa algo. Aquí yo y el tulipán, nos organizamos listas en Trello con las cosas que se venían y las que no, y por colorines cuando se podían vender/regalar/tirar/mudar. Todo calculado al milímetro porque para estas cosas yo soy un poco controlfreak. Pues a pesar de tener todo "controlao" , en plena mudanza tuvimos el pinchazo de la rueda del coche de 2 amigos que nos ayudaban y la sorpresa de que mi preciosa cama, no pasaba por las puñeteras escaleras tuliapanas ni mi bonito armario de Ikea era buena combinación con los techos de mi casitadelpueblo.

Mi cama, era una simple cama doble de 1,35 no desmontable...y no pudimos subirla por las escaleras. Drama! Con el amor que le tenía yo a mi cama! Me consuela que la doné a una tienda cuyos beneficios van a proyectos solidarios, así que, además de que tiene una segunda vida en casa de quien la compre, el dinero va a ser bien invertido.

Mi mueble de IKEA, un PAX normal y corriente....mide 2,36 y el techo....2,37!!! Y diréis, bueno, te salvas por un cm...NO, porque para poder ponerle las puertas (que básicamente van colgadas) tienes que tener un techo de 2,40 . Solución....cortamos unos cm al armario (exactamente un cm más de lo que debíamos haber cortado) y lo montamos de pie. Sip, un cm de más. Teníamos que cortarlo 3 cm y cortamos 4. Y qué pasó? que las puertas correderas no corrían.....chapuza del 15, hemos puesto unos tablones para alzar el armario ese cm....y cuando no tengamos nada más que hacer, tenemos que comprar una plancha de madera del tamaño del armario ponerlo debajo....lo que implica, desmontar el armario, y montarlo de nuevo, porque pesa un huevo como para moverlo.

Y después está el trauma post mudanza....durante un tiempo no sabes ni donde tienes las bragas. Luego pasas a encontrar las bragas al día siguiente a estar buscandolas...y yo ahora estoy en fase de necesito 2 horas para encontrar lo que busco...y 0 paciencia para invertir esas 2 horas. Sip, el ordenador sí sé dónde está. No lo he perdido.

Vale vale, también hay cosas buenas en las mudanzas. Espérate que piense......euhhhhh....eeeemmmmhhhh....cricricriiiii....comprar muebles nuevos cuenta como bueno? Quizás bueno no es la palabra. Excitante? Vamos que llevamos desde que nos mudamos rastreando Marktplaats ( web de compra venta de trastos de segunda mano) y las tiendas de segunda mano en busca de muebles. Y estamos que la tarjeta echa fuego. Lo bueno es que las cosas de segunda mano son bastante baratas. Ejemplo. El finde pasado compramos un pedazo de horno cuyo valor en el mercado es 2000 euros...por 500. Quien lo vendía lo ha usado un par de veces (aún huele a nuevo y brilla como nuevo) pero echa de menos la función microondas (cri-cri-cri) . Vamos que cuando vuelva a intentar hacer un flan y me salga líquido, ya no podré culpar al horno....

Ahora la parte emocional. Mi anterior relación se acabó justo cuando decidimos vivir juntos. Justo antes de alquilar una casa juntos. Con lo cual el proceso de mudarme con el tulipán ha sido bastante....emocionante. Emocional. Dificil. Vamos, que parece que estaba permanentemente ovulando o con la regla. Y durante todo el proceso, pasé más tiempo intentando prepararme para una nueva ruptura que para el tema de irse a vivir junto con alguien, y encima ir de la ciudad, a las afueras de un pueblo. Y como parece que no le he dado suficiente pol culo al tulipán como para que me deje, ahora me toca asumir eso de que ya no vivo sóla, ni en el centro.....y asumir eso de que los pueblos, en todos los sitios, son un marujeo...todos saben de tí o se lo inventan....

Pues eso, que estoy hasta las orejas! Y vosotros, qué tal lleváis las mudanzas?

viernes, 10 de noviembre de 2017

Come con el corazón

....o en el idioma tulipán "Eet met je hart" es una campaña por la cual, en diferentes partes de Holanda, durante 6 semanas, los restaurantes que quieren formar parte de la iniciativa, recaudan dinero para organizar un evento culinario para ancianos que viven solos en el barrio. Lo que hacen estos restaurantes es, cuando el cliente va a pagar, le preguntan si quieren donar un euro por menú. La recaudación se hace entre el 1 de Noviembre y el 17 de Diciembre.

No me queda muy claro cómo se selecciona a estas personas mayores que viven sólas, pero por lo que parece, no se trata de invitarlos a cenar una vez, sino que es algo más frecuente, y es para que socialicen un poco

Detrás de toda campaña está una sociedad con el mismo nombre, y parece ser que, a través de voluntarios, trabajan con médicos de cabecera, enfermeras, curas, etc en cada barrio. Intentan identificar a las personas mayores que tienen poca interacción con otras personas...

Para una sociedad tan individual como es la tulipana, no me parece una mala iniciativa...

Hay algo similar allá donde vivís?

martes, 7 de noviembre de 2017

Más Kiva

En Agosto os daba el último update de mi loca, y, aunque os contaba que Kiva tiene mucho que mejorar, veía progreso, lo cual me hacía ver las cosas de forma más positiva. Aún así Kiva no era ni es una perra fácil que todo el mundo sepa y pueda llevar. Y bueno, Kiva es una perra a la que hay que entender...

A lo que iba. No todo es un camino de rosas con esta perra. Os conté que Kiva iba una vez por semana a clases de adiestramiento para perros de trabajo. Nos expulsaron y de malas maneras. La perra en la primera mitad de clase se portaba bien y hacía todo, pero en cuanto se hartaba, empezaba a ladrar y no paraba. Las correcciones que la profesora nos proponía aplicar Kiva se las pasaba por el forro. La profesora pensó que teníamos que aplicar correcciones más severas. Hablamos con ella y le explicamos todo el pasado de Kiva...y nos dió el contacto de otra persona para que consultaramos una solución para las clases. Nos dieron cita para dos semanas después. Antes de pasar las dos semanas la profe nos mandó un sms diciendo que nos devolvía las clases pagadas y no asistidas porque ella no sabía qué hacer con Kiva. Una persona que se vende como especialista en perros de trabajo y perros "con pasado" nos echa porque no sabe qué hacer con Kiva. Tócate los coj.

Decidimos no cancelar la cita con la otra especialista. Y maldita la hora. Porque pagamos 177 euros para que una persona nos dijese que Kiva tenía que estar en la jaula 18 horas al día (para dormir). También apuntó que lo que yo llevo un año haciendo (y que ha hecho que Kiva mejore una barbaridad) no es socialización sino confrontación, y que es malo malisísimo para Kiva. En teoría, un perro sólo puede lidiar con una situación de estrés a la semana, y nosotros la estamos sometiendo a estrés 7 días a la semana. Sin decirlo abiertamente recomienda cancelar su paseadora (esa que está haciendo un trabajo estupendo), sus citas de sábado, el hotel perruno de vacaciones (donde la conocen y la tratan genial) y las dos veces al mes que nos apuntamos a paseos de Pastores alemanes + belgas. Todo eso fuera, y a observar perricos desde lejos lejos y meterle galletas en el garganchón. Mi cara era tan transparente que la experta me preguntó si voy a seguir las pautas o no. Y yo le dije que, como entenderá, me cuesta entender por qué tengo que dejar de hacer lo que funciona y volver a aplicar un método (BAT, para los entendidos) que no solo no le fué bien, sino que le fué muy mal....con dos cojones me respondió que lo que no funcionó hace un año no tiene por qué fallar ahora. Perdonemé usted señora experta pero experimentos con gaseosa, no con mi perra. Otra de las ideas brillantes fue insinuar que, ya que estamos completamente en contra de Prozac y demás drogas, administraramos a Kiva "algo" natural. Valeriana, porque Kiva muestra constantemente estrés. A día de hoy, aún estamos esperando (y nos haremos viejos antes de tenerlo) el informe por escrito.  Hemos reclamado el informe y no hemos recibido respuesta alguna. Ahora tenemos que decidir si reclamarlo oficialmente o no. Pero siendo sincera, no nos apetece una mierda pelearnos para recibir un informe lleno de basura.

Hablamos con la paseadora (que en su día tuvo una escuela perruna) y ella no ve estrés constante en Kiva, ni cree que tenemos que evitar perros, ni cancelar actividades, ni mucho menos encerrar a Kiva 18 horas al día. Es simplemente una perra más movida que la media. Y tampoco le parece un caso tan difícil como para que llevemos un año de especialista en especialista recibiendo recomendaciones absurdas de drogar al bicho.

El viernes 27 de Octubre la llevamos a ver a una conocida mía que entrena perros policía y que está acostumbrada a casos muy jodidos. Si esta persona también nos decía que Kiva es un bicho, mejor nos jubilamos. Os podéis imaginar los nervios que yo llevaba de camino al sur de Holanda, en el coche. Decir que esta persona NO se dedica a adiestrar perros de particulares, y que la conozco a través de un foro. Esta persona, al ver que estábamos un poco al límite de nuestras fuerzas, se ofreció a ver a Kiva GRATIS, sin cobrarnos ni un duro, y convencida de que Kiva no puede ser un caso tan extremo. Nos recibió en su casa y nos llevó a un parque donde los perros pueden ir sueltos y ahí evaluó a Kiva y a nosotros.

Sus conclusiones son que Kiva es simplemente una perra insegura y que tenemos que ser muy claros con ella. Blanco y Negro. Nada de grises, porque en los grises se pone nerviosa. Cuanto más claro tenga Kiva qué se espera de ella, más tranquila estará. Luego nos dijo que a pesar de ser insegura, a Kiva la pones en una situación desconocida y la capea como puede, y siempre tiene como una actitud perruna positiva. Ella observó que a veces damos una orden a Kiva (sit, por ejemplo) y ella obedece, pero se toma su tiempo, y entre medias nosotros insertamos unos cuantos eh-eh, ah-ah, uh-uh o repetimos la orden, todo por no castigar el que se esté tomando su tiempo. Tenemos que eliminar todas esas palabras intermedias. Son como la mamá que le dice al niño, si haces esto te castigo. Te voy a castigar. Mira tú que te estoy avisando de que te voy a castigar. Pues eso....

Ese mismo día empezamos a implementar los consejos que nos dió, y qué cambio! La perra está mucho más tranquila, mucho menos hiper. El cambio ha sido inmediato! Es difícil de explicar, pero visitar a esta persona nos ha servido para, primero, confirmar que estamos en el camino adecuado, y segundo, darnos cuenta de unos pequeños errores que, al corregirlos, han resultado en un gran cambio!

Esta persona nos ha avisado de que en un par de semanas, cuando Kiva se adapte a los cambios, tendrá unos días de intentar pasarse todo por el forro, y que ahí tenemos que ser muy consecuentes.....

Y es que, a cada perro hay que mirarlo de forma individual, e intentar entenderlo. No vale con medicar todo aquel que se sale de la norma!

miércoles, 25 de octubre de 2017

Belchite

Aprovechando las vacaciones de Octubre, el tulipán y yo hemos visitado algunos sitios cerca de Zaragoza. Fuimos a visitar bodegas en Cariñena (y volveremos en Navidad) Fuentetodos (lástima no poder haber visto la casa de Goya) y Belchite, la cual voy a desarrollar más.

Belchite es un pueblo a 40km de Zaragoza famoso por sus horribles batallas durante la Guerra Civil Española. Para visitar el pueblo, es imprescindible tener coche porque, hasta donde yo sé, no hay transporte público ni la oficina de turismo de Zaragoza organiza excursiones. Durante la guerra civil el pueblo resultó muy dañado, y, en vez de reconstruirlo, montaron un pueblo justo al lado y mudaron a la gente allí (según la guía, se prohibió vivir en Belchite viejo, se desalojaron las viviendas, y los habitantes tuvieron que alquilar (o comprar) las construidas en pueblo nuevo. Si queréis saber más sobre la historia del pueblo, os recomiendo preguntar a st Google, que lo sabe todo.

El caso es que hace 5 años yo ya estuve visitando el pueblo y me gustó mucho. Bueno, quizás gustar no es la palabra correcta. Me resultó interesante pasear por las ruinas y dar vueltas a una parte de nuestra historia, y pensé que Belchite era un buen lugar para llevar a mis visitas. Por aquellos entonces, el acceso era libre y gratuito.

Desde hace un par de años, el pueblo está cercado y sólo se puede acceder a él mediante visita guiada (3 veces al día, creo recordar). Cuesta 6 euros la visita normal y 10 la nocturna. Nosotros compramos las entradas por internet y pensamos en quizás hacer la visita nocturna en otro viaje.

Entiendo el cambio. De verdad. Lo que no me gustó nada es que la guía repitió como medio millón de veces que el acceso ya no es libre ni gratuito por el vandalismo. Es que lo repitió tantas veces que sonaba hasta a excusa para justificar el cobrar 6 euros. Sobre todo si te paras a pensar que el pueblo está en mitad de la nada, y los que hemos ido allí de visita no somos adolescentes con ganas de hacer gamberradas, para eso uno no se recorre 40 km por una carretera desértica. Los gamberros hacen gamberradas en sitios que les caen más a mano, no se toman tantas molestias. Por otro lado, aunque googleando he encontrado un apunte que dice que "parte del dinero recaudado" irá para rehabilitar edificios del pueblo viejo, la guía no mencionó nada de eso.

Nuestro primer mal sabor de boca durante la excursión fue el ver que no están nada preparados para el turismo internacional, aunque intenten atraerlo. Al tulipán le dieron una audioguía en inglés y a correr. Vale, esto pasa en muchos sitios. No problem. El problema vino cuando a los 10 minutos la batería del cacharro deja de funcionar. Se lo digo a la guía y me responde de malas maneras que le traduzca yo al tulipán la visita. Primero, las malas maneras con las que me lo dijo, me fastidiaron mucho. Fue como un ah pues que jodes. Segundo, no es posible ir haciendo traducción simultánea sin fastidiar al resto del grupo, y tercero, traducir una visita de alto contenido bélico no es tan fácil. Así que, como podía, iba haciedo resúmenes intentando no molestar al resto.

Segundo mal sabor de boca, hay zonas en las que el acceso está restringido por seguridad, pero no están señaladas. El tulipán acabó por accidente en una de ellas y la guía a grito pelado y en perfecto castellano le llamó la atención. Sabiendo perfectamente que no hablaba suficiente español como para entender lo que la guía le ladraba.

Al final de la visita, fuimos a la oficina de turismo a presentar una queja, más que nada por la falta de educación de la guía. Pedimos las hojas de reclamaciones. El tipo de la oficina de turismo nos imprime del ordenador un formulario que NO son las hojas de reclamaciones oficiales sino un documento interno. Insistimos en que queremos las hojas oficiales del Gobierno de Aragón, y el tío se hace el sueco y repite que eso es lo único que tiene. Le señalamos el cartel oficial (y obligatorio por ley) que cuelga de su pared, del Gobierno de Aragón, en el que se dice que hay hojas de reclamaciones. El tipo insiste que las hojas son lo que nos presenta (unos folios impresos en papel reciclado) Al final acaba llamando al alcalde...y al colgar nos dice que las hojas de reclamaciones están disponibles en el ayuntamiento. Muy bien, dónde está el ayuntamiento que allá vamos....ooooopsie, el ayuntamiento sólo abre hasta las 3pm y son las 6pm así que si te quieres quejar de forma oficial, tienes que volver al culo del mundo otro día y rezar para que realmente sí te presenten las verdaderas hojas de reclamaciones....

Conclusión, no pudimos presentar queja, nos intentaron engañar como a gilipollas y nos devolvieron el dinero de las entradas para que nos largaramos y dejáramos de protestar.

Una pena Belchite, pero yo no os llevo más turistas....

viernes, 20 de octubre de 2017

Las Fiestas del Pilar

Las Fiestas del Pilar son jodidas de explicar a un guiri. Te pasas un año explicando que en realidad, España, o al menos Zaragoza, no es tan católica como la pintan, que de hecho, no van a misa más que las abuelitas y porque se aburren mucho, pero que en realidad la gente no es creyente. Algo de experiencia tienes ya, por eso de que has tenido que explicar cómo es posible que en un país de no creyentes, se bautice a la mayoría de los niños, que hagan la comunión y que además, la mayoría de las bodas sean religiosas (a pesar de que los novios no han pisado una misa desde la comunión)

Aun así, tú se lo explicas. Y luego lo llevas a ver la ofrenda de flores a la virgen del Pilar. Toda Zaragoza desfila el día 12 vestidos con el traje de baturro (y los que no, con traje de domingo) y con flores en la mano camino a la virgen del Pilar. Algunos llevan cara de aburridos (porque les cuesta horas recorrer un camino que en realidad son 15 minutos a pie) pero otros dicen tener carne de gallina y hasta lloran al entregar las flores a la virgen.

Luego explica que la tradición es ir a la plaza del Pilar la noche del 12, o el día 13, para ver cómo de bonita han dejado a la virgen. Pero olvídate de visitar el Pilar porque está tan lleno que no hay manera de entrar. Eso lo dejamos para otro día, pero hay que ir sí o sí.

A esto añádele la lógica aplastante de, por las noches, beber hasta estar como una cuba, porque son las Fiestas del Pilar, y uno, en las Fiestas del Pilar, desfarra como no lo hace el resto del año. Todo eso durante unas fiestas que son en honor a……sí. Una. Virgen.  

A mí sólo se me ocurre una forma de explicarle esto a un guiri. Folclore. Tradición. La gente le lleva flores a la virgen del Pilar cómo se las podría llevar a E.T el extraterrestre. Son las Fiestas de Zaragoza. Una semana para sentirse y celebrar que uno es maño. La Virgen del Pilar representa Zaragoza, y eso es lo que celebramos. Que somos maños.

Y parece que el tulipán lo ha entendido, porque ha vuelto a Utrecht con otra medida de la virgen para colgar en el retrovisor del coche ( esta con los colores de España, para poner junto a la de los colores de la bandera de Aragón) y un rosario de la Virgen del Pilar (bendecido) para colgar en el mismo sitio. Y ahora tú le preguntas, eres creyente? Y te suelta un no, no creo en Dios, pero creo en la Virgen del Pilar!!


Con dos cojones!!! Este es mi chico!! :D